¿Es bueno el deporte durante el embarazo?

0
1142

Las mujeres embarazadas sanas no necesitan ser envueltas en algodón y ciertamente no en el sofá.

Al contrario: la actividad física es buena para la madre y el niño, tiene un efecto positivo en el curso del embarazo. El ejercicio y el deporte pueden prevenir el dolor de espalda y los problemas de circulación y aliviar las náuseas matinales.

Las mujeres embarazadas que se ejercitan por lo menos media hora al menos tres veces por semana tienen menos probabilidades de desarrollar hipertensión arterial o diabetes gestacional. El ejercicio regular también puede ayudar a prevenir el aumento excesivo de peso durante el embarazo.

La actividad física incluye no solo los deportes, sino también el ejercicio diario: caminar más a menudo, tomar las escaleras en lugar del ascensor, ir en bicicleta al trabajo.

¿Cuánto deporte puedo y debo hacer durante mi embarazo?

Hasta ahora, no hay recomendaciones específicas de ejercicio para las mujeres embarazadas. Los expertos aconsejan a las mujeres embarazadas que hagan tanto ejercicio como los adultos no embarazados: 30 minutos de actividad física al menos cinco días a la semana. Las mujeres embarazadas deben ser “moderadamente activas”, lo que significa que deben ser capaces de hablar mientras hacen deporte.

Si ha hecho mucho deporte antes del embarazo y goza de buena salud, también puede hacer deporte de forma más intensa durante el embarazo.

¿Puede el deporte durante el embarazo desencadenar un parto prematuro?

No hay razón para temer que el bebé nazca prematuramente debido al ejercicio: los estudios no muestran un mayor riesgo de parto prematuro o nacimiento prematuro si las mujeres embarazadas con un embarazo normal hacen deporte varias veces a la semana, al contrario: varios estudios han encontrado incluso un menor riesgo de parto prematuro si la mujer embarazada hace deporte.

¿Qué deportes son adecuados durante el embarazo?

Los deportes que implican grandes grupos de músculos, como la caminata, la marcha nórdica o el ciclismo a un ritmo moderado, son especialmente adecuados para las mujeres embarazadas. También se recomienda la natación, el aquafitness, el esquí de fondo, los aeróbicos de bajo impacto, la gimnasia, el Pilates o el yoga para mujeres embarazadas.

Sauna, baño y sol

Los deportes que implican patear, golpear o saltar tampoco es recomendables para aquellos que se entrenan durante el embarazo, ni tampoco los deportes con un alto riesgo de caídas y lesiones, como las artes marciales, de contacto y de equipo.

Debido al riesgo de caídas, el patinaje en línea y la equitación no son adecuados para el embarazo. Del mismo modo, los deportes que implican levantar objetos pesados no deben practicarse durante el embarazo.

El buceo y las estancias por encima de los 2.500 metros deben posponerse hasta el final del embarazo. Solo los corredores experimentados deben correr y trotar. Aparte de eso, puedes seguir practicando tu deporte favorito de forma moderada. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deben iniciar nuevos deportes con movimientos inusuales.

¿Cuándo tener cuidado?

Durante el embarazo, siempre se debe evitar el esfuerzo físico excesivo. Escucha a tu cuerpo: Cuando el aire que respiras se vuelve corto y ya no puedes mantener una conversación durante el ejercicio, es hora de tomar un descanso o dejar de hacer ejercicio. Por supuesto, esto también es cierto si tiene dolor o se siente incómodo.

Las mujeres con embarazos de alto riesgo deben ser especialmente cuidadosas, por ejemplo, si hay un mayor riesgo de aborto espontáneo, hemorragia, parto prematuro, condiciones preexistentes o problemas de salud durante el embarazo. En este caso, lo mejor es preguntar a su médico si puede participar en los deportes y en qué forma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí